Tramoya Automatizada PDF Imprimir Correo electrónico

El sistema de tramoya, uno de los dispositivos teatrales más importantes, que estuvo en su momento a la altura de los mejores del mundo, tiene en su actividad diaria un uso rudo; las poleas y los contrapesos que suben y bajan constantemente fueron instalados hace un siglo. Para la seguridad de todos los que pisan el escenario, resulta urgente reemplazar y actualizar estos sistemas; por ello se propone retirar los peligrosos contrapesos para instalar un sistema motorizado, controlado desde una consola de mando que cumple con los estándares de velocidad y carga internacionales.

Al instalar motores en el telar, las trabes superiores dejan de ser un obstáculo en la colocación de las varas. Esto va a permitir una mejor distribución de las mismas, para repartirlas de manera uniforme.

A la altura de la boca escena, donde actualmente el teatro cuenta con tres tiros, con el uso de los motores, se podrán instalar cuatro. Podremos contar entonces con una vara adicional antes de la primera eléctrica para la conveniencia de los diseñadores.

En la parte de atrás del escenario, se habilitarán dos tiros adicionales para la iluminación de ciclorama. La utilidad de ubicarlas en esa parte del teatro es para evitar los reflectores en el piso antes y después de la función, para ayudar a una mejor limpieza de cables eléctricos, para la seguridad de los usuarios.

LAST_UPDATED2