Sala de espectáculos PDF Imprimir Correo electrónico

Se hicieron estudios de isóptica y acústica, en los que se demuestra la conveniencia de cambiar las butacas y modificar la distancia entre las filas. Lo anterior, además de ofrecer mayor comodidad al espectador que asiste a las zonas de anfiteatro y galería, permitirá mejorar tanto la visibilidad hacia el escenario como la acústica; así también se logrará que estas zonas sean más seguras para el público, pues actualmente el peralte del piso y los accesos pueden representar riesgos.

Se instalará un sistema automatizado de aire acondicionado para el control de la temperatura y de los grados de humedad en la sala y el escenario, con el fin de procurar mejores condiciones tanto al público como a los ejecutantes. En la luneta también se mejorará la separación entre filas. Aprovechando el cambio de vestiduras y de butacas, el Palacio recobrará sus colores originales.

Se habilitará una cabina de control a nivel de sala, actualmente se utiliza ese espacio de manera improvisada.

En la cabina actual, se instalará el sistema de control de supertitulaje y el de video en alta definición, con conexiones compatibles con los equipos de las televisoras. Este equipo permitirá grabar cada ensayo y todas las funciones en formato profesional.


La iluminación arquitectónica de la sala propone sustituir todas las luminarias por otras más eficientes en términos de ahorro de energía, pero también se propone recuperar los cambios de color que tenía originalmente el Palacio de Bellas Artes tanto en los arcos, como en el telón de cristal, para un mejor lucimiento de la sala de espectáculos.

LAST_UPDATED2